Cómo funcionan los protectores de

Energía de Superficie

Los selladores de Dry-Treat funcionan a través de la modificación de la superficie en el material de construcción cambiando sus características de absorción. Esto se logra debido a una reacción química.
La mayoría de los productos Dry-Treat funcionan cambiando la energía de superficie natural del material de construcción poroso a través de una reacción química con el resultado de que la misma repele el agua, las sales y los aceites.

Reacción química

El principal componente activo de los selladores de Dry-Treat es una molécula la cual contiene átomos de silicio, carbono, hidrógeno y oxigeno.
La molécula tiene dos partes principales con propiedades bastante diferentes. Una parte de la molécula repele el agua mientras que la otra parte que es hidrofilica atrae el agua. Cuando el sellador es rociado sobre la superficie de materiales porosos de construcción, este inmediatamente empieza a reaccionar con la humedad del aire y del material. Esto causa que las moléculas del sellador las cuales son atraídas por el agua reaccionan y se rompen formando alcohol- en este caso etanol. Se forma un nuevo compuesto llamado silanol, el cual es capaz de reaccionar con las capas superficiales de la mampostería. La estructura de la mayoría de las mamposterías consiste esencialmente en silicio, oxigeno y unas capas unidas de átomos de oxigeno e hidrogeno. La molécula de silanol es muy reactiva y es capaz de romper la unión de oxigeno-hidrogeno. Entonces se adhiere a la estructura de la mampostería.
A diferencia de las capas superficiales que se basan en unión al hidrogeno o sujeción mecánica, esta unión es muy fuerte y de la misma magnitud que los enlaces que sujetan la mampostería. Este vínculo ocasiona el cambio del ángulo de contacto entre el agua y la mampostería. No es una acción tan duradera como una “esponja dura” pero es capaz de repeler líquidos.

Resistencia a las sales

Como norma general los iones de la sal deben estar en el agua para migrar por capilaridad a través de los materiales de construcción. Debido a la presencia del sellador, ahora los materiales de construcción repelen el agua y también los iones de cloruro.

Profundidad de impregnación

La uniforme profundidad de penetración del tratamiento puede ser medida desde la superficie después que haya sido empapado en un tinte a base de agua.
Nuestros selladores tienen una relativamente baja reacción al movimiento de líquidos, con una viscosidad menor que el agua. Esto significa que incluso en materiales de construcción ligeramente húmedos puede penetrar profundamente en el material. Esto es muy útil para estructuras marinas. Una gran profundidad de penetración es vital para proteger el tratamiento contra los efectos climatológicos y la radiación ultravioleta.

Ataque alcalino

También, a diferencia de la mayoría de otros productos la unión de este sellador puede resistir el fuerte ataque alcalino del hidróxido de calcio. “Alberta Transport & Utilities” ha desarrollado un test para determinar la capacidad de resistir de un tratamiento contra el ataque alcalino y es la base para similares estudios alrededor del mundo. El test implica el empapamiento de una pieza tratada de hormigón en una solución al 0.1 de hidróxido de potasio durante 21 días ellos testaron la pieza a la absorción de la solución . Hasta la fecha el mejor material ha sido el tipo de protector de Dry-Treat.

Transpirabilidad

El sellador se adhiere a la estructura del material donde actúa como un repelente. Al mismo tiempo el sellador permite el paso de vapor de agua, de modo que el material pueda respirar. La razón de este fenómeno es la vinculación del hidrogeno, que significa el agua liquida necesita, que las moléculas de agua estén pegadas juntas y en consecuencia es retenida por el sellador. El vapor de agua viaja solo y es capaz de atravesar el silano. Esto significa que la humedad atrapada en el material con el tiempo puede evaporarse y secar el substrato.

DRYTREAT